Ratoncitos de huevo, barquitos de tomate, saquitos de gambas... ¿Quieres saber cómo cocinarlos?


Familia, Recetas / miércoles, enero 3rd, 2018

 

Ratoncitos de huevo

¿Quién se resiste a comer estos ratoncitos? Tu hijo se beneficiará de las proteínas del huevo, que son muy importantes para desarrollar y fortalecer los músculos.

Cómo se hace

Introduce los huevos en una cazuela con agua hirviendo y déjalos entre 10-12 minutos. Después sumérgelos en agua fría y espera a que se enfríen. A continuación quítales la cáscara. Haz la forma de las orejitas con un huevo y la carita con zanahoria (nariz), aceitunas negras (ojitos) y una ramita de eneldo o cilantro (bigote). ¡También puedes aprovechar y rellenarlos con atún para que estén mas jugosos!

 

Hamburgesa de pescado y puré

Una divertida y rica fórmula para que tu hijo coma pescado. Este plato le aportará las proteínas y el Omega 3 del salmón y la fibra, potasio y vitaminas A, C, B1 (entre otros nutrientes) de la berenjena.

Cómo se hace

Corta el salmón en trozos pequeños y ponlo en un bol junto con perejil, zumo de limón, ajo.y una yema de huevo y mézclalo bien. Añade pan rallado, da forma a las hamburguesas, que sean pequeñas, y hazlas en la sartén. Para el puré de berenjena (o de patata), dale un corte y métela 6 minutos en el microondas. ¡Y a comer!

Crepes salados

Con ellos puedes formar paisajes o figuras en su plato. Receta rica en calcio, por la masa del crepe y el queso, y en proteínas, por el pavo.

Cómo se hace

Mezcla los huevos con la harina y añade a continuación la leche, la mantequilla derretida y una pizca de sal. Deja reposar la masa en el frigorífico de 15 a 30 minutos. Después, echa la mezcla en una sartén, de forma que caiga en el centro, y extiende la masa moviendo la sartén circularmente. Añade el relleno (nosotros te proponemos lonchas de pavo y queso), enróllalos y dales una forma divertida. ¡Seguro que se chupan los dedos!

Macedonia

¿Qué mejor forma de animar a tu hijo a comer fruta? Es un alimento imprescindible en su dieta porque le aporta vitaminas, fibra y minerales necesarios para su salud, su bienestar y su crecimiento.

Cómo se hace

Pela toda la fruta (kiwis, piña, papaya, melocotón…) y córtala en trocitos pequeños. Puedes echarle también un poco de zumo de naranja. Combina las distintas piezas de fruta para darle una forma llamativa y divertida. Después decórala con un poco de nata para hacer la forma de la cara, dos guindas para los ojos y un trozo de kiwi para la boca. ¡Refrescante y delicioso plato!

Croquetas de pescadilla

Seguro que así le apetece más comer pescado, que le aportará yodo y otros minerales imprescindibles para los huesos y la memoria. Además, la bechamel aporta aún más calcio y la patata, hidratos de carbono.

Cómo se hace

En una cazuela, pon a derretir la mantequilla. Cuando esté caliente añade la harina. Mueve hasta que se tueste ligeramente. Incorpora la leche, poco a poco, y a medida que la bechamel hierva, sigue moviendo hasta conseguir una textura espesa. Añade la pescadilla picada y remueve todo. Retíralo y deja que se enfríe. Forma las croquetas y rebózalas. Después de freírlas, decora el plato con una capa de tomate frito, pinta los ojos y ponles sombreritos de patata frita. ¡Irresistibles!

Pollo satay

El pollo suele ser la carne que mejor aceptan los peques. Házsela de forma diferente con esta deliciosa receta que te proponemos. Es un plato rico en proteínas animales y vegetales. ¡Seguro que os gusta a toda la familia!

Cómo se hace

Tritura unos cacahuetes. Saltea la cebolla y los ajos hasta que queden transparentes. Añade la leche de coco, la crema de cacahuete, la miel, el zumo de limón, un poco de sal y canela molida y remueve todo bien. Deja cocer a fuego suave la salsa satay durante diez minutos, hasta que quede espesa y cremosa, y luego bátela para que quede muy fina. Por último, haz el pollo a la plancha rebozándolo previamente con sésamo.

Barquitas de tomate

Con esta receta, además de divertirse comiendo, estará tomando los diversos nutrientes que aporta esta genial combinación de alimentos y sabores: las vitaminas C y B del tomate, el Omega 3 del atún y las proteínas del maíz y del jamón york.

Cómo se hace

Otra ventaja de este plato es su fácil y rápida elaboración. Tan solo tienes que lavar y cortar los tomates por la mitad. Después, vacía su contenido con cuidado, mezcla el  tomate con el atún y el maíz y vuelve  a rellenar los tomates. Para simular la vela coloca palitos de pan y triángulos de jamón york. ¡Qué rico!

Paquetitos sorpresa

Esta sana y sabrosa receta aportará al pequeño vitamina C, ácido fólico y minerales de la naranja y las verduras, calcio de la salsa de yogur, proteínas del arroz y yodo de las gambas.

Cómo se hace

Pica las verduras (ajetes, cebolla, zanahoria, tomate…) muy finas. Sofríelas y deja que se hagan poco a poco. Pela las gambas e incorpóralas a la sartén. Mezcla zumo de limón y de naranja junto con una cucharada de soja y agrega el caldo. Sumerge el papel de arroz en agua templada unos segundos y extiéndelo sobre un paño seco. Rellena cada lámina de arroz con las verduras y gambas, cerrando los paquetitos con una ramita de cebollino. Acompáñalos con soja y también con yogur batido con un poco de zumo de limón.

 

Te adjuntamos algunos libros (y otros utensilios) muy completos que también puedes adquirir para ampliar tu formación culinaria y disfrutar junto a los más pequeños. (Si lo hacéis a través de nuestras fotos, nos llevamos una pequeña comisión, ¡¡GRACIAS!!)

 

Deja un comentario