¿Qué es la técnica del sandwich? ¿Cómo cambia la conducta de los niños?


Educación, Psicología / lunes, febrero 5th, 2018

Si estuviéramos tomando un café, aprovecharía para coger mi sándwich, de tomate y aguacate, para enseñaros la técnica.

  • Capa uno de pan: Validar. (Lo positivo)
  • Capa dos de relleno: Argumentar (Lo negativo)
  • Capa tres de pan: Proponer (Lo positivo)

 

PASOS PARA LLEVAR A CABO LA TÉCNICA DE SANDWICH

La psicóloga española, Elia Roca, explica cómo podemos llevar a cabo esta técnica y no morir en el intento, primero nos detalla en qué consiste la técnica y como anteriormente lo habíamos mencionado, se trata de un conjunto de elogios que se encargarán de cambiar de manera positiva la actitud del niño, esto se hace para que el niño no se sienta amenazado y atemorizado por los castigos que le implantamos, “la idea es terminar con un mensaje positivo”, detalla la psicóloga. Son 3 pasos fundamentales:

1) UN ELOGIO FRANCO Y NATURAL

Antes de esperar un cambio de actitud por parte del niño, es importante comenzar diciéndole un elogio corto y sincero, de esta manera el niño no se verá presionado y podrá ceder de manera espontánea, recuerda que puedes hacerle saber sus cualidades, como por ejemplo: “te quiero mucho hijo, eres un niño muy lindo y que se porta excelente”.

2) EXIGIR QUE CAMBIE SU CONDUCTA CON DULCES PALABRAS

Una vez el niño se sienta cómodo y alegre por el elogio anteriormente dicho, es esencial que le pidas el cambio de actitud, lo puedes hacer mediante un “pero”, ejemplo: “sabes que te quiero mucho, pero necesito que dejes de rayar las paredes”, posteriormente debes explicarle el por qué no debe hacer eso, ejemplo: “…pero necesito que dejes de rayar las paredes porque hacen que se vea la casa fea”, y por último le pides que lo deje de hacer, ejemplo: “…quiero que a partir de ahora no lo hagas más, ¿de acuerdo?”.

3) AGRADECE POR OBEDECER

El último paso es agradecer por hacerte caso de manera tranquila y cariñosa, transmite un mensaje positivo para que no se sienta regañado, y de esa manera pueda seguir con su actitud alegre de siempre.

Sin dudas es una técnica excelente para los padres con niños traviesos, estoy segura que funcionará, intentarlo y verán los resultados.

 

Deja un comentario