“No lo tengas en brazos que se va a mal acostumbrar”


Psicología / miércoles, enero 24th, 2018

No es raro escuchar: “No la cojas en brazos tanto tiempo que se va a malacostumbrar”, “Qué lista es la niña”, “No te la vas a quitar de encima”, “No sabe ni nada”, “Os maneja como quiere… ”

Los bebés no manipulan. Los bebés pueden llorar si no están cerca de su mamá y es algo natural y positivo, porque los bebés no pueden sobrevivir si no tienen a su madre cerca. No puede comer, no puede abrigarse, no puede buscar un refugio y no puede defenderse. Es bueno que llore, es bueno que esté cerca de su madre, por ejemplo en brazos y es bueno que los padres estén deseosos de darle sus brazos. No hay nada malo en ello.

Se ha publicado hace tan sólo unas semanas un estudio que es realmente revelador. En el estudio, unos investigadores de la Universidad de British Columbia (Canadá) pidieron a 100 padres que guardaran un registro diario sobre el comportamiento de sus bebés. Durante 4 años los padres apuntaron puntualmente sus hábitos de alimentación, sueño y cuánto tiempo al día los sostuvieron en brazos. Una vez finalizó ese periodo los investigadores tomaron muestras de ADN de los niños y las analizaron.

Los resultados  son sorprendentes porque indican que  los brazos de los padres, el contacto físico, puede transformar el ADN de los bebés. Los datos de la investigación indican que los niños que fueron sostenidos en brazos menos tiempo mostraron una maduración molecular inferior que aquellos que tuvieron un contacto físico frecuente.  Los investigadores, en concreto, encontraron un menores niveles de maduración en regiones cromosómicas relacionadas con el sistema inmunológico y el metabolismo y los resultados se asocian a otros estudios que han encontrado que un menor nivel de maduración molecular en la primera infancia está relacionado con un peores indicadores de salud en la vida adulta.

Así que la próxima vez que alguien os diga que sostener a un niño lo puede malacostumbrar…ya sabéis que es un mito infundado.

– La realidad es que los brazos ayudan a construir la autoestima y la confianza de los niños.

– La realidad es que los brazos de los padres activan algunos interruptores genéticos en los niños que les protegen frente a las enfermedades

– La realidad es que no se puede mal acostumbrar al amor y al cariño, pero sí a la soledad y al rechazo

– La realidad es que si quieres que tus hijos elijan el día de mañana ser queridos por alguien que les de amor y cariño harías bien en acostumbrarles a recibir amor y cariño desde que son bien pequeñitos.

– La realidad es que los bebés necesitan los brazos de sus papás y sus mamás!!!!! …..y no dejes que nadie te diga lo contrario.

Álvaro Bilbao

Deja un comentario