Paisajes en el ojo de una aguja ¿es posible? ¿Es igual que la nanotecnología? ¡Esta es la revolución del futuro, te contamos por qué!


Educación / jueves, febrero 15th, 2018

Cuando era niña tenía como pasatiempo hacer  pequeños modelos en plastilina. Recuerdo que tardaba horas enteras haciendo personajes de uno o dos centímetros de alto. Lo mas difícil para mí era añadirles la pupila de los ojos, era tan diminuta que, con mucha paciencia, tenía que extraer un trozo muy pequeño de plastilina negra, intentar redondearlo (sin que se me pegara en los dedos o se cayera), y luego colocarlo dentro del ojo que era una bolita blanca aplastada de 3 o 4 milímetros de ancho.  Finalmente, le hacía un escenario con casas, calles, arboles, etc., todo de acuerdo al tamaño.

Flor Carvajal es una artista que hace esculturas tan pequeñas  que para poder verlas es necesario usar una lupa. Una de sus esculturas es muy curiosa porque dentro del ojo de una aguja, la artista logra introducir un paisaje completo donde hay chozas, ovejas, pastores, y hasta camellos. Os muestro algunos ejemplos para que veáis que no os engaño y que es ¡alucinante!

Algo similar ocurre en la nanociencia y la nanotecnología, en donde la única regla es trabajar con cosas diminutas, con materiales a escala “nano”. 

¿Que significa nano?

Las palabras nanociencia, nanotecnología, nanoscopía o nanometría tienen todas algo en común, el prefijo “nano”, este prefijo viene del latín “nanus” que significa “enano” y se utiliza en términos científicos para hablar de la milmillonésima parte de algo (lo que equivale a tomar el numero 1 y dividirlo entre 1.000.000.000 millones). Al parecer, estamos hablando de algo extremadamente pequeño, pero… ¿qué tan pequeño?

Hagamos un ejercicio, mira tu mano e imagina cuántas células hay allí, ¿son muchísimas, verdad? Estas se miden en micrómetros.

En el siguiente interactivo podrás entender de forma más clara este concepto. Solo haz clic en los botones del menú que se encuentran al lado izquierdo de la imagen para que veas la dimensión de las diferentes escalas de medida:

La nanotecnología está por todas partes (y tú sin darte cuenta)

En la actualidad existen más de 5.000 productos que han sido fabricados a partir de nanotecnología, según recoge la  Nanotechnology Products DatabaseMás de 640 empresas de todo el mundo están trabajando en este campo, y los ciudadanos, aunque todavía no lo sepan, disfrutan ya de sus ventajas en sus propias casas.

En el hogar, gran parte de los esfuerzos se dirigen a crear materiales que se limpien solos. Una lavadora fabricada en Corea del Sur contiene iones de plata que eliminan o frenan el crecimiento de las bacterias causantes del mal olor, algunas aspiradoras ya incluyen un filtro con ínfimas partículas de titanio que suprimen las bacterias y una cocina norteamericana impide que los alimentos se queden pegados.

Al hacer la compra en el supermercado, lo más probable es que pasen por caja algunos productos basados en este tipo de tecnología. En la industria alimentaria se utiliza para detectar pequeñas cantidades de sustancias nocivas y aislar completamente el alimento. Además, ya existen envases que cambian de color cuando la comida no se encuentra en buen estado.

La sección de cosméticos también se ve afectada. Desde cremas de protección solar que evitan los rayos ultravioleta hasta champús que transforman la química para actuar de forma específica en el cabello.

A nivel militar también se está utilizando. A través de nanopartículas, una pintura especial puede lograr que un avión no sea detectado por un radar o que un vehículo se camufle fácilmente entre el paisaje.

Existen edificios en España que, aunque se asemejan a todos los demás, han sido construidos de manera distinta: el material que los recubre se ha fabricado en un laboratorio a escala nanométrica. El grupo Acciona fue de los primeros que usó esta técnica en nuestro país. Las nanopartículas de dióxido de titanio aplicadas al cemento son capaces de reducir la contaminación del aire de una ciudad. Además de descontaminante, el material tarda mucho en ensuciarse.

Entre los edificios construidos de este modo se encuentra la estación de autobuses de Ávila. “El planteamiento es que todas las fachadas de los edificios lo tengan en el futuro”, cuenta Serena.

La idea de ahorrarse la limpieza se ha trasladado a objetos más pequeños y curiosos. Hay urinarios que ya no utilizan agua, sino que “se mantienen limpios porque su interior está recubierto con partículas que reaccionan a la luz ultravioleta y matan las bacterias”, explica el investigador en referencia a unos retretes que encontró en un McDonald’s de Tarragona.

Según el físico, estos urinarios se llevan utilizando en Taiwán y China desde hace más de diez años. “Es una cuestión del tipo de empresario. Los científicos aportamos el conocimiento y los ingenieros lo utilizan para construir, pero tiene que haber empresarios que sepan que esto existe para poder implantarlo”, añade

Existen nanopartículas que repelen el agua, la suciedad y el sudor. Desde hace 15 años, se pueden comprar manteles y servilletas que apenas se ensucian. Esta técnica se aplicó a los famosos pantalones Dockers, una prenda que estuvo muy de moda porque las gotas que caían sobre ella se escurrían por la tela.

 

Nanotecnología en las aulas

En Taiwán la nanotecnología ya se enseña en el aula y se habla de ella con familiaridad a través de videojuegos. En España hay una actitud más pasiva, más despreocupada”, indica Serena.

Es una asignatura pendiente que nos puede pasar factura. “Durante todo el siglo XXI va a ir cambiando todo lo que conocemos”, vaticina Serena. “Junto con la informática y la biotecnología, la nanotecnología va a condicionar un nuevo futuro”.

 

Y vosotros, ¿conocéis más usos de esta maravilla?

Deja un comentario